sábado, 30 de agosto de 2008

Fuga de cerebros - ProfessionalSAT

En mi trabajo por cuenta ajena estamos asistiendo a un goteo lento pero continuo de personal que se va descontento con unas condiciones laborales que se van degradando día a día…

fuga_cerebro[1]

Citando Wikipedia:

"La fuga de cerebros es la emigración de individuos ya formados y de talento (y generalmente para no regresar) a otras naciones más desarrolladas, impulsados principalmente por la falta de oportunidades de desarrollo, por motivos económicos o por conflictos políticos. A veces este fenómeno se da también entre naciones desarrolladas, debido a diferencias salariales o impositivas."

Esta semana sale de la empresa un compañero porque tácitamente sabe que en breve la empresa no le iba a renovar su contrato por la irracional "aversión al contrato indefinido".

Todos somos conocedores del hecho de que es más costoso impositivamente para la empresa un trabajador fijo que uno eventual, pero, ¿alguien piensa en el coste de formación de un trabajador al que al año "se le echa a la calle" para volver de nuevo a contratar a alguien sin experiencia?

Llevaba casi un año con un sueldo mensual inferior a los 800€ netos, y como podéis imaginar así no hay quien viva. Por suerte va a mejorar significativamente sus condiciones y desde aquí le deseo éxito en esta nueva etapa.

Volumen vs. Concepto

Es frustrante y sumamente triste ver como se destruye progresivamente un proyecto empresarial construido con el esfuerzo y dedicación de un personal que antaño estaba plenamente identificado con los principios que hicieron grande nuestra empresa.

Unos principios y un concepto empresarial brillante y diferenciador diseñado y sacado adelante por verdaderos visionarios que lograron transmitirlo a sus subordinados y lograr unos grupos de trabajo cualificados y compactos.

Debo decir con pesar que las personas que diseñaron estos modos de trabajo han pasado a otras responsabilidades y se han alejado de la gestión de los puntos de venta, en mi opinión un grave error, quizás un error fatal.

Estamos perdiendo lo que nos ha hecho grandes, nuestra calidad y personalidad única: el servicio personalizado al cliente.

Lamentablemente, en los últimos tiempos, este modo de trabajar singular que nos hacía ser diferentes y por qué no decirlo, mejores, se está perdiendo ... Y de no ser por algunos "del núcleo duro" que en algunas tiendas siguen trabajando con aquel nivel de exigencia y calidad pronto será cosa de un brillante pasado.

Y todo esto ocurre porque desde las instancias superiores nos llegan órdenes arbitrarias y cambiantes, políticas de quita y pon, pasos adelante seguidos de desmentidos y un empeoramiento constante de las condiciones de trabajo debido a una vergonzosa política de gestión de personal.

Todo este saber hacer se ha suplantado por una máxima:

Volumen, volumen, ... facturación, facturación, ...

Hechos recientes relativos a la contratación de un otro compañero, del que no citaré su nombre, han sido un paso más en la dirección del nulo respeto a la dignidad de las personas por parte de mi empresa.

Empiezo a pensar seriamente si mis superiores, con los que no existe un canal de comunicación efectivo ni eficiente, son realmente conscientes y capaces de gobernar una empresa de tal calibre.

Si consideras útil el contenido de este Blog, ayuda a mantenerlo ojeando algunas de las ofertas que consideres interesantes de nuestros anunciantes. Gracias de antemano.

El que tenga dudas o aportaciones tiene para ello la sección de comentarios, intentaré responder a todos y con la máxima claridad. Los Blogs deben de ser lugares de intercambio y agradezco vuestro feedback.

Etiquetas de Technorati: ,,,

6 comentarios:

  1. Comento en ProfessionalSat porque lo mio es el taller xDDD.

    Chapó. Eramos buenos, el concepto de la empresa era brillante, la ejecución, con puntos que podían gustarnos mas o menos, era impecable. Se transmitía a los puntos de venta de un modo sencillo y eficaz, a través de gente experimentada con amplio conocimiento de sus labores.
    Ahora no se que está pasando. Ordenes contradictorias de distintos departamentos en las altas esferas, orientadas a facturar y mirar hacia otro lado. Parece ser que quieran quemar al personal hasta el punto de no tener puntos de venta propios, cobrar sus royalties y mirar a otro lado.
    Y hay cosas que se están haciendo muy bien, adquisiciòn de nuevos productos, expansión, etc... pero luego la joden en el punto de venta al 200%.
    Esos visionarios, siguen vislumbrando ideas, pero la puesta en escena es penosa. No hay comunicación entre departamentos, y los jefes se guían por consignas que desde el punto de venta son irrealizables e incomprensibles.
    Cuando empecé a trabajar en este grupo, me sentía orgulloso y contento de trabajar en un establecimiento que había sido mi máxima como consumidor en lo relativo a la informática. Y los mismos cerebros que llevaron a cabo tal empresa, se la están cargando, por querer competir con quien no deben, y no por impotencia, que capaces somos, si no por equivocarse al elegir el modo en el que hacerlo. El volumen de ventas es importante, pero si sacrificas todo lo que te ha llevado al éxito para vender y vender... estan perdiendo el rumbo.

    Y la fuga de personal continuará, porque lo que pretenden desde sus butacas de despacho no es viable. Espero que tarde o temprano se den cuenta, porque van a llevar a la compañia a un agujero del que va a ser dificil salir, y seremos sobre todo los empleados, después de los clientes, los que paguemos el pato.

    Chapó a tu discurso, y un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, como he comentado ya otras veces, además de amigo, soy excompañero de Carlos. Digamos que soy unos de esos cerebros fugados. Aprendí en un año trabajando con el y Óscar (otro compañero) lo que no había aprendido en 9 años trasteando PCs y 2 años de CFGS siendo el mejor de la promoción. Bueno, no llegó a ser un año, porque un mes antes de finalizar el contrato empecé a buscarme las castañas fuera ya que nadie de la empresa me había comunicado las intenciones de renovarme que tenían. Los compañeros me comentaban que había rumores de que me iban a hacer fijo, pero no podía esperarme al último día, porque el mes siguiente tenía también recibos que pagar... Además la intención era hacerme fijo cobrando la misma miseria. La búsqueda dió sus frutos y gracias a la experiencia en hardware adquirida para complimentar mi CV y mi título de CCNA conseguí un puesto de sysadmin con un horario mucho mejor (oficina vs tienda) y cobrando un 20% más. Es una pena que haya empresas que actúen así, pero ya no sólo para los trabajadores, si no también, como bien comenta Carlos, para la propia empresa ya que cada año ha de "invertir" en formación. Los que apoyen esta política dirán que la formación también va en la nómina. Pero es precisamente la predisposición y actitud del trabajador la que lo hace aprender algo cada día y eso sólo se da si el individuo es feliz cosa que es imposible cuando no puedo conciliar su vida laboral con la familiar o no puede irse de vacaciones porque el sueldo sólo da para pagar las facturas y tiene que vivir para trabajar en lugar de trabajar para vivir...

    ResponderEliminar
  3. Russ, quizás trabajemos para la misma empresa, ya en una entrada tuya algunos detalles me apuntaban en esa dirección.
    En todo caso decir que cada día me identifico menos con la trayectoria y los objetivos de la empresa, que entre mis compañeros no hay entusiasmo alguno.
    Lo que sí hay es extrañeza, asombro, incomprensión y a veces incluso cabreo por las decisiones que se toman y que nos afectan a nosotros en primera instancia.

    Santeador, mucho hamos hablado ya del tema y sabemos "lo que hay"... es una pena. En su día ya te dije que era lo mejor que podías hacer.

    ResponderEliminar
  4. Añadir además que ultimamente la formación brilla por su ausencia mucho mas que nunca.
    Al final, el ir y venir de eventuales lo único que provoca es que los que estamos siempre seamos los encargados de formar al nuevo personal, y si no hay tiempo se hace sobre la marcha y "de aquellas maneras". Así que la inversión de la empresa en formación, en nuestro caso ultimamente se está reduciendo tan solo a que los pringaos de turno perdamos mas tiempo de lo normal en enseñar, con la consecuente perdida de tiempo, servicio etc...
    Conste que no tengo nada en contra de enseñar lo que sé a mis compañeros, al igual que aprender lo que me enseñan, pero no creo que mi experiencia durante dos años se pueda considerar un "pilar de conocimiento", debería existir algo de manera mas continuada desde la empresa.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. ¿Formación? ¿? ¿?

    No sé con absoluta certeza si tu empresa es la mía ... pero la formación brilla por su ausencia.
    Debería haber formación técnica específica, en profundidad y periódica pues nuestro sector está en cambio contínuo.

    Pero como dicen los de arriba ... es lo que hay.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar