jueves, 2 de febrero de 2017

Core i7 2600K 4.6 GHz Liquid Cooling nVidia 580 GTX – ProfessionalSAT

En este periodo he tenidos los Blogs bastante abandonados, ha sido no por dejadez o aburrimiento sino por exceso de trabajo y falta de tiempo. Confío poder retomar a la actividad con una cadencia suficiente en los próximos meses y como aperitivo os dejo este artículo.

Para esta máquina se seleccionaron los componentes pensando, además de en una estabilidad absoluta en cualquier condición, en unas temperaturas y niveles de ruido reducidos.

DSCF5193

El procesador es un Core i7 2600K Sandy Bridge se configuró a su frecuencia límite a un voltaje prudente. En este caso, en Prime95 X64 Blend 4 GB, el voltaje en carga es de 1.36V y la frecuencia a la que es absolutamente estable son 4.6 GHz con temperaturas pico en cargas de saturación 100% de 76ºC en el core más caliente tras 8h de stress.

Aunque a algunos les pueda parecer extraño, como placa base he elegido una AsRock Z68 Pro3. Un excelente modelo con un precio que ronda los 100€ y permite grandes aumentos de frecuencia en cores a voltajes moderados.

El sistema de refrigeración del procesador es un Corsair con bomba integrada en el radiador de CPU y velocidad variable en tres posiciones. Fue elección del cliente, pues yo prefiero sistemas por aire como el excelente Scythe Mugen 2 B.

DSCF5195

la configuración de memoria consiste en un dual channel de 4 DIMMs DDR3 de 4 GB para un total de 16 GB a 1600 MHz con timings 8-8-8-24 2N a 1.50V. En este caso opté por un voltaje muy reducido a costa de unos timings no muy brillantes para favorecer un consumo reducido de las controladoras de memoria integradas en CPU.

El objetivo era la mayor velocidad de proceso y en este caso, el margen de consumo y temperatura obtenido con este sacrificio en rendimiento de la RAM es aprovechado por el gran consumo de los 4 cores procesando 8 threads simultáneos a 4.6 GHz sostenidos.

DSCF5192

La tarjeta gráfica elegido es una Gigabyte GF 5800 GTX con un sistema de ventilación triple que demostró ser extremadamente eficaz, manteniendo unas temperaturas realmente excelentes, sobretodo teniendo en cuanta el verdadero monstruo de chip que tienen que refrigerar.

DSCF5197

Es importante señalar que el nivel de ruido del sistema en carga máxima es realmente bajo, el mayor ruido proviene de la GTX 580 y no llega a resultar nada molesto incluso en una habitación en silencio.

Se debe a mi aplicación desde hace años del principio de refrigeración por exceso de presión o presión positiva. Consiste en introducir mediante ventiladores más aire en la torre que el que evacuamos activamente produciendo así mayor presión interna que la atmosférica y haciendo que el calor “salga solo”.

DSCF5199

El calor producido por la CPU y la GTX 580 (unos 500W en pico) es expulsado naturalmente y en silencio y con muy pocos ventiladores.

DSCF5200

La fuente de alimentación es, como es costumbre en muchos de mis sistemas, una Corsair de la serie AX. En este caso el modelo de 850W, sobrada potencia y sobretodo un rendimiento eléctrico excelente que arroja muy bajos consumos en el enchufe.

DSCF5201

Tenía curiosidad por probar si las rpm de la bomba influían en la temperatura de los cores en carga máxima, pero en este sistema, con su excelente ventilación, no noté diferencia alguna.

Mención especial merecen los dos ventiladores que Corsair adjunta con el sistema de refrigeración líquida. Son toscos, ruidosos y de diseño de antes de la guerra… suerte que el control de velocidad de la BIOS de la placa AsRock Z68 Pro3 me permitió un fino control de rpm con la carga de CPU y un nivel de ruido inaudible.

Si no tenéis una placa con estas cualidades o no tenéis los conocimientos necesarios para regular estos ventiladores os recomiendo sustituirlos por algo de más calidad.

DSCF5198

Por las ranuras traseras visibles en la foto anterior se evacúa casi todo el calor de la GTX580.

DSCF5202

El sistema operativo, Windows 7 X64, se instaló en un SSD OCZ Agility 120 GB con la última versión Firmware de SandForce.

Es un modelo de reducido precio y muy buenas prestaciones.

DSCF5190

A la hora de elegir una GPU de altas prestaciones, en primer lugar se debe decidir el procesador necesario, en este caso una GTX 580. La mejor disponible cuando se montó la máquina (hoy día tenemos las AMD HD7970).

DSCF5189

Pero es muy importante después elegir que marca y modelo comprar, sobretodo comparando el sistema de refrigeración. En este caso fue un absoluto acierto, sorprendente teniendo en cuenta la bestia escondida bajo el chip de la GTX580 y su enorme consumo.

DSCF5182

Hasta la próxima.

Y echad un vistazo a la preview en LowLevelHardware (mi Blog de micro arquitectura) de los nuevos cores Piledriver de AMD.

Si consideras útil el contenido de este Blog, ayuda a mantenerlo ojeando algunas de las ofertas que consideres interesantes de nuestros anunciantes. Gracias de antemano.

El que tenga dudas o aportaciones tiene para ello la sección de comentarios, intentaré responder a todos y con la máxima claridad. Los Blogs deben de ser lugares de intercambio y agradezco vuestro feedback.

Carlos Yus Valero – informaticapremium      informaticapremium-logo-150px[3]